SANTIAGO RECICLA Por una Región Más Limpia y Sustentable

Qué y cómo reciclar

No es lo mismo basura y residuo.

Los residuos tienen el potencial de ser valorizados, en cambio la basura es cualquier objeto o material que no tiene valor para nadie.

Reciclar es una actitud de vida. Cuando reciclamos nos hacemos parte de una cultura comprometida con la sustentabilidad, responsable del presente y futuro del medio ambiente, que cuida y respeta vida de las personas y por supuesto de las futuras generaciones, nuestro hijos.

Con la sencilla acción de separar nuestros residuos diariamente, gran parte de los materiales pueden ser recuperados y posteriormente reutilizados, reciclados o aprovechados. Por el contrario, si no los separamos, los residuos se irán directo a un relleno sanitario para ser enterrados.

Por ello, los invitamos a cuidar nuestro planeta y ser conscientes de nuestras acciones. Así, existen cuatro categorías de residuos que producimos en nuestra casa.

  • Reciclables
  • Compostables
  • De manejo especial
  • No reciclables

Reciclables

Papel, Cartón, Diarios y Revistas

Todos los tipos de papeles están compuestos principalmente de celulosa y agua. Al reciclarlo se busca recuperar el mayor porcentaje de celulosa para fabricar otros productos. Dada la gran variedad de tipos de este residuo, se debe tener cautela al separarlos, teniendo especial cuidado de que no estén contaminados con restos de comida, materia orgánica o cinta adhesiva.

Cartones para bebida

Corresponde a un envase para almacenar alimentos y líquidos que está compuesto de tres materiales: cartón, plástico y aluminio. Es conocido bajo el nombre comercial de Tetra Pak® y se pueden reciclar todos a través de la separación de las capas que los componen o la trituración del envase para la producción de elementos de construcción, diseño u otros.

Vidrios (vidrio-verde)

El vidrio es un material inorgánico duro, frágil y transparente, se emplea para la fabricación de una gran gama de elementos: botellas, ventanas, recipientes, lentes ópticos, etc. Esta sustancia se fabrica principalmente a partir de la fundición de arena, sosa y caliza. En el proceso de reciclaje del vidrio, se puede recuperar el 100 % de la materia prima para convertirla en otro envase de vidrio y se consume menos energía que en el proceso inicial de fabricación. Para reciclar vidrio debemos saber diferenciar los tipos de vidrio y así seleccionar aquellos que puedan ir a los contenedores habilitados para su recepción: generalmente se reciben botellas y envases de conserva.

OJO: Evitar llevar: ampolletas, ventanas, parabrisas, cerámicas, porcelanas.

Latas y Metales

Esta fracción de residuos se pueden recuperar infinitas veces y en un 100%. De esta forma reciclar metales como aluminio, cobre, acero, entre otros, resulta un proceso bastante simple en comparación al proceso que significa extraerlos a partir de su origen, proceso que genera un alto impacto en el medio ambiente y consume grandes cantidades de energía.

OJO: Para hacer efectivo el reciclaje, debes tener suma atención e identificar a qué tipo de metal corresponde, ya que hay tipos de metales que no pueden ser reciclados como tarros de pinturas o productos tóxicos, latas de aerosol, etc., que están contaminados o bien tienen residuos que impiden su procesamiento.

Plásticos

Una forma práctica de diferenciar los envases plásticos es mirando la parte inferior de los envases, donde primero debemos fijarnos si poseen el número que indica a qué tipo de plástico corresponde:

PET (Polietileno tereftalato) (Número 1): Este tipo de plástico corresponde a botellas desechables para bebidas, bandejas de torta, contenedores de fruta (envases clamshell). Al reciclarlo se convierte en fibras para relleno de sacos de dormir, alfombras, cuerdas y almohadas.

PEAD (Polietileno de alta densidad) o HDPE (Número 2): Se utiliza en bolsas tipo camiseta, envases de detergente, champús, bidones, envases de leche etc. Al reciclarlo se convierte en maceteros, contenedores de basura y botellas de detergente.

PVC (Cloruro de polivinilo) (Número 3): Se encuentra en artículos de servicio descartable. El proceso de reciclaje lo convierte en los conocidos tubos de drenaje e irrigación.

PEBD (Polietileno de baja densidad) o LDPE (Número 4): Se fabrica principalmente bolsas de supermercado, de pan y plástico para envolver. Luego de ser . recicladas se convierten en bolsas de supermercado nuevamente.

PP (Polipropileno) (Número 5): Este tipo de plástico corresponde a tapas de botellas, recipientes para yogurt, bombillas, etc. Posterior a ser sometidos a reciclaje se convierten en cajas de baterías para autos, Viguetas de plástico, peldaños para registros de drenaje.

PS (Poliestireno) (Número 6): Se utiliza en envases de postre, cereal y embalaje. Dentro de esta categoría se encuentra el Plumavit, plástico utilizado en tazas desechables de bebidas calientes, bandejas de carne.

Otros: Generalmente indica que es una mezcla de varios plásticos. Botellas para exprimir, platos para hornos de microondas, algunos juguetes, etc. Estos plásticos no se reciclan porque no se sabe con certeza qué tipo de resinas contienen.

Compostables

La materia orgánica corresponde al 60% de los residuos que desechan a diario en un hogar, estos considera los restos vegetales como frutas, verduras, restos de café y té, cáscaras de huevo (no así, los restos animales, lácteos o aceites). Mediante dos procesos: compostaje o vermicompostaje (lombricultura) se pueden aprovechar los nutrientes y minerales que naturalmente tienen estos desechos.

Además dentro de esta clasificación entran todos los residuos provenientes de la poda y mantención de las áreas verdes.

De manejo especial

Los residuos eléctricos o electrónicos son todos los aparatos que utilizan un suministro de energía eléctrica, que el usuario decide dejar de utilizar ya sea por obsolescencia o mal funcionamiento. El reciclaje de estos residuos se centra en la recuperación de los metales y plásticos.

Listado de Residuos electrónicos y eléctricos:

  • Grandes y pequeños electrodomésticos.
  • Equipos de informática y telecomunicaciones.
  • Aparatos eléctricos de consumo.
  • Aparatos de iluminación.
  • Herramientas eléctricas y electrónicas.
  • Juguetes eléctricos.
  • Aparatos médicos (con excepción de todos los productos implantados o infectados).
  • Instrumentos de vigilancia y control.
  • Máquinas expendedoras.

No reciclables

Este tipo de materiales corresponden a desechos que no son reciclables o que son muy difíciles de recuperar y caros de tratar. Lo mejor que podemos hacer es evitar esos productos siempre que sea posible. En líneas generales, no son reciclables:

  • Residuos sucios con restos de comida.
  • Envases plásticos que no exhiban un símbolo de reciclable acompañado por un número del 1 al 6.
  • Envases con restos de sustancias tóxicas.
  • Envases de lubricantes.
  • Cartones o papeles encerados o plastificados.
  • Pilas

Noticias

Entérate de todas las novedades, actividades y programas que se están lanzando en tu comuna y en toda la Región Metropolitana. ¡Sé parte de la red de reciclaje y todas sus iniciativas!
MÁS NOTICIAS