SANTIAGO RECICLA Por una Región Más Limpia y Sustentable

Reciclables

Papel, Cartón, Diarios y Revistas

Todos los tipos de papeles están compuestos principalmente de celulosa y agua. Al reciclarlo se busca recuperar el mayor porcentaje de celulosa para fabricar otros productos. Dada la gran variedad de tipos de este residuo, se debe tener cautela al separarlos, teniendo especial cuidado de que no estén contaminados con restos de comida, materia orgánica o cinta adhesiva.

El papel es un material que puede variar según color o grado de impresión:

Los cartones están compuestos por varias capas de papel superpuestas y tienen un tipo de coloración natural que regularmente es café.

Los diarios son un tipo de papel con un alto grado de impresión y una baja calidad y las revistas son un tipo de papel que tiene un alto grado de impresión y muy buena calidad.

No se recicla papel absorbente, servilletas ni papel higiénico.

Según la clasificación general y detallada de los componentes de la RSM NCh 3321:2013. El papel, cartón y productos de papel lo component: Papel blanco, Diarios, Revistas, Papel Kraft, Otros papeles,Cartones corrugados, Cartón liso,Cartulinas, Otros cartones, Pulpa moldeada, Duplex (envases remedio, cajas detergentes, etc).

Cartones para bebida

Corresponde a un envase para almacenar alimentos y líquidos que está compuesto de tres materiales: cartón, plástico y aluminio. Es conocido bajo el nombre comercial de Tetra Pak® y se pueden reciclar todos a través de la separación de las capas que los componen o la trituración del envase para la producción de elementos de construcción, diseño u otros.

El cartón para bebidas se compone de 6 capas de 3 materiales distintos. En los cartones no asépticos (de corta duración), sólo se utilizan 4 capas: la 1, 2, 5 y 6 (no se usa aluminio). Las capas son las siguientes:

  1. Polietileno: proporciona estanqueidad al alimento líquido.
  2. Cartón: para rigidez y resistencia.
  3. Polietileno: capa de adherencia une la hoja de aluminio al cartón sin necesidad de adhesivos.
  4. Aluminio: barrera contra el oxígeno, olores y luz.
  5. Polietileno: capa de adherencia que sirve para garantizar que la capa de polietileno en contacto con el producto envasado permanece intacta.
  6. Polietileno: proporciona estanqueidad al alimento líquido.

El reciclaje de los envases de cartón permite la transformación de estos productos en materia prima a través de tres formas distintas:

Reciclaje de fibras: Consiste en la recuperación de la fibra, mediante un depósito grande de agua, donde las fibras absorben agua y se vuelven más viscosas, como una fibra aguada. Todos los elementos que no sean papel (como el plástico y el aluminio) flotarán o se hundirán y se pueden recoger, raspar o tamizar.

Las fibras recuperadas pueden utilizarse para fabricar cajas de cartón y papel para suministros de oficinas. Otras clases de papel incluyen papel tissue, servilletas de papel y papel de escribir.

Reciclaje de polyAl: El plástico y el papel aluminio, llamado polyAl, pueden reciclarse en pellets. Estos pellets pueden reemplazar al plástico reciclado de forma parcial o completa, es decir al polietileno (polietileno de baja densidad), en muchos tipos de productos como tuberías y partes de pallets. Si no, el aluminio se puede separar del plástico y reciclarse para algunas aplicaciones específicas, como la producción de partes metálicas, sustancias químicas para la purificación del agua y agentes desoxidantes en la fundición de metales. La elección de la tecnología, el equipo y los procesos de producción depende de los requisitos del producto que se venderá.

Reciclaje completo del envase: El reciclaje completo de los envases de cartón implica que los envases se reciclan enteros, sin separar el papel del plástico , ni el papel aluminio. El material se procesa a través del moldeado por termoformado, extrusión o inyección en forma de cartón o perfiles de diferentes formas y puede reemplazar madera, plástico o metal en distintos tipos de productos, como paneles de control para distintas aplicaciones como muebles.

Vidrios

El vidrio es un material inorgánico duro, frágil y transparente, se emplea para la fabricación de una gran gama de elementos: botellas, ventanas, recipientes, lentes ópticos, etc. Esta sustancia se fabrica principalmente a partir de la fundición de arena, sosa y caliza. En el proceso de reciclaje del vidrio, se puede recuperar el 100 % de la materia prima para convertirla en otro envase de vidrio y se consume menos energía que en el proceso inicial de fabricación. Para reciclar vidrio debemos saber diferenciar los tipos de vidrio y así seleccionar aquellos que puedan ir a los contenedores habilitados para su recepción: generalmente se reciben botellas y envases de conserva.

Evitar llevar: ampolletas, ventanas, parabrisas, cerámicas, porcelanas.

Hay diferentes tipos de vidrios por ejemplo los cristales (algunos tipos de vasos, ventanas, copas, ampolletas, etc.) que tienen similar composición que la del vidrio, solo que se le ha agregado óxido de plomo a la mezcla por lo que tienen características físicas y químicas diferentes a los de los vidrios, impidiendo su reciclaje de forma conjunta.

Los envases de porcelana y cerámica tampoco pueden ser reciclados junto con el vidrio, dado a que su punto de fundición es más alto que el de vidrio, formando pequeñas piedras que finalmente rompen el vidrio.

O bien,  existen vidrios que se les añaden sustancias para mejorar sus propiedades, por ejemplo, resistencia contra impactos como parabrisas, o vidrios antibalas, estas variaciones en su composición también impiden el reciclaje junto al resto de los vidrios.

La clasificación general y detallada de los componentes de la RSM NCh 3321:2013, define el vidrio a: envases transparentes, envase café, envase verdes, otros envases de vidrio, otros vidrios.

Latas y Metales

Esta fracción de residuos se pueden recuperar infinitas veces y en un 100%. De esta forma reciclar metales como aluminio, cobre, acero, entre otros, resulta un proceso bastante simple en comparación al proceso que significa extraerlos a partir de su origen, proceso que genera un alto impacto en el medio ambiente y consume grandes cantidades de energía. Para hacer efectivo el reciclaje, debes tener suma atención e identificar a qué tipo de metal corresponde, ya que hay tipos de metales que no pueden ser reciclados como tarros de pinturas o productos tóxicos, latas de aerosol, etc, que están contaminados o bien tienen residuos que impiden su procesamiento.

Generalmente se reciben en puntos de reciclaje: latas de bebida y cerveza, y láminas de aluminio.

Según la clasificación general y detallada de los componentes de la RSM NCh 3321:2013. Los metales incluyen a: envases de hojalata, envases de aluminio, envases de otros metales, otros metales ferrosos, otros metales de aluminio y otros metales.

Los metales son extraídos desde la corteza terrestre por medio de instalaciones mineras, anualmente esta industria extrae toneladas de rocas y minerales que se encuentran en estado nativo o compuesto. Los metales poseen características de conductividad (conducir el calor o la corriente eléctrica),  maleabilidad (capacidad de deformarse sin romperse o formas láminas) y ductilidad (capacidad de formar alambres o hilos de distintos grosor sin romperse).

Los metales que tenemos en casa pueden estar en estado puro  o aleaciones. En el caso que ocurra lo segundo, su tratamiento se divide en varias fases, donde los componentes se separan para destinarse a plantas que puedan aprovecharlas según ciertas clasificaciones comunes. Generalmente se clasifican de acuerdo a la presencia de hierro. Los metales ferrosos son fácilmente separables del resto de los residuos por medio de la implementación de imanes y los metales no ferrosos (cobre, oro, plata, etc.) se pueden separar por medio de diferenciación de puntos de fusión.

Metales no ferrosos: Son aquellos que no contienen hierro. Entre éstos se encuentran el aluminio, magnesio, zinc, cobre, estaño, plomo y otros elementos metálicos. Las llamadas “aleaciones no ferrosas”, como el latón y el bronce, son una combinación de algunos de estos metales.

Metales ferrosos: son aquellos que contienen hierro como su componente principal; es decir, las numerosas calidades de hierro y acero, que pueden contener otros elementos, pero en baja composición.

Listado de metales más comunes:

 Acero: aleación de hierro con carbono. Es común y abundante entre los descartes de bienes de consumo, como auto viejos, electrodomésticos, latas y clavos, cubertería y menaje, fregaderos, sartenes y baterías de cocina, hornos y barbacoas, equipamiento de jardín y mobiliario, escaleras, motores, herramientas, latas, marcos, clavos, tuercas, sin olvidar también la chatarra proveniente de obras industriales. Los productos de acero tienen una larga duración, generando una alta demanda.

Aluminio: Las latas de bebida son los objetos más comunes a reciclar de este material, utensilios de cocina, platos, puertas, ventanas, muebles de jardín, contenedores, papel aluminio, latas, bicicletas, herramientas.

Bronce: Es una aleación de cobre con estaño. Se encuentra en puertas, ornamentación, orfebrería y estatuas.

Cobre: Tuberías, canalones, cables, conductores, cacerolas y ollas.

Hierro: Herramientas, verjas, hierro forjado.

Latón: piezas decorativas

Oro: Se encuentra en inclusión dentro de otros minerales o de forma metálica, en forma de pepitas.

Plata: En estado nativo o formando mezcla con otros metales, por lo que es comúnmente obtenida como subproducto de otros minerales.

Plomo: Se puede encontrar en baterías.

Plásticos

Una forma práctica de diferenciar los envases plásticos es mirando la parte inferior de los envases, donde primero debemos fijarnos si poseen el número que indica a qué tipo de plástico corresponde:

PET (Polietileno tereftalato) (Número 1): Este tipo de plástico corresponde a botellas desechables para bebidas, bandejas de torta, contenedores de fruta (envases clamshell). Al reciclarlo se convierte en fibras para relleno de sacos de dormir, alfombras, cuerdas y almohadas.

PEAD (Polietileno de alta densidad) o HDPE (Número 2): Se utiliza en bolsas tipo camiseta, envases de detergente, champús, bidones, envases de leche etc. Al reciclarlo se convierte en maceteros, contenedores de basura y botellas de detergente.

PVC (Cloruro de polivinilo) (Número 3): Se encuentra en artículos de servicio descartable. El proceso de reciclaje lo convierte en los conocidos tubos de drenaje e irrigación.

PEBD (Polietileno de baja densidad) o LDPE (Número 4): Se fabrica principalmente bolsas de supermercado, de pan y plástico para envolver. Luego de ser recicladas se convierten en bolsas de supermercado nuevamente.

PP (Polipropileno) (Número 5): Este tipo de plástico corresponde a tapas de botellas, recipientes para yogurt, bombillas, etc. Posterior a ser sometidos a reciclaje se convierten en cajas de baterías para autos, Viguetas de plástico, peldaños para registros de drenaje.

PS (Poliestireno) (Número 6): Se utiliza en envases de postre, cereal y embalaje. Dentro de esta categoría se encuentra el Plumavit, plástico utilizado en tazas desechables de bebidas calientes, bandejas de carne.

Otros: Generalmente indica que es una mezcla de varios plásticos. Botellas para exprimir, platos para hornos de microondas, algunos juguetes, etc. Estos plásticos no se reciclan porque no se sabe con certeza qué tipo de resinas contienen.

De acuerdo a la clasificación general y detallada de los componentes de la RSM NCh 3321:2013. Los plásticos corresponden a Envases PET (1), Envases PEAD o HDPE (2), Envases PVC (3), Envases PEBD LDPE (4), Envases PS (5), Envases PP (6), PVC, Otros plásticos rígidos, Otros plásticos flexibles.

Noticias

Entérate de todas las novedades, actividades y programas que se están lanzando en tu comuna y en toda la Región Metropolitana. ¡Sé parte de la red de reciclaje y todas sus iniciativas!
MÁS NOTICIAS